El enemigo viene por wifi

El enemigo viene por wifi

Se le conoce como ESNNA y encierra los nuevos delitos sexuales que utilizan las redes sociales, los juegos en línea, para captar a niños, niñas y adolescentes. Encuesta alerta que los padres peruanos aún desconocen de su real dimensión y cercanía.

El crimen se apellida cibernético y utiliza una polisemia de alias. Sexting, grooming, sextorsion, MASNNA, abuso sexual en línea. Tal vez ya llegó a tu casa y no te has dado cuenta.

El 81% de los padres y madres de familia peruanos asegura que sus hijos no han vivido ninguna situación de riesgo en línea. Que sus niños, niñas, adolescentes (NNA) no han recibido mensajes sexuales o no han visto pornografía.

La encuesta la hizo GFK entre 364 padres de familia de Lima Metropolitana, con hijos de entre 5 y 17 años. Juran ellos que sus hijos no. A la vez, el 46% acepta que jamás ha escuchado sobre ninguna modalidad de explotación sexual de niñas, niños y adolescentes (ESNNA), ese ramillete de nuevos delitos que llega por internet, wifi, tabletas, celulares, PC. Y no nos damos cuenta.

Simple. “Más y más niños son hoy vulnerables porque tienen mayor acceso a la tecnología”, dice Jordan Greenbaum, directora médico de la organización Global Initiative on Child Health and Well Being International Centre for Missing & Exploited Children.

“En el pasado, la preocupación de que un menor pudiera ser abusado era local. Ahora pueden ser ciberabusados por personas que viven en otros continentes, en Oceanía, por ejemplo. Internet lo permite”.

Ciberabusado. Apunte ese neologismo. Bienvenido a la era de los cibercrímenes.

Victimización constante

Parece tan inofensivo el mundo virtual, digo, con sus redes sociales, con sus juegos en línea… Para la médico estadounidense, la gran tarea de la policía y los demás operadores de justicia es aprender todas las nuevas técnicas que usan los agresores para cometer los ciberdelitos, que se han multiplicado y mutan constantemente gracias al avance tecnológico.

Ello implica un presupuesto para especializar a todos ellos. También a médicos y psicólogos, que necesitan desarrollar nuevos tratamientos frente a víctimas de abusos online.

Los chicos, chicas víctimas de ESNNA sufren de problemas emocionales porque, a diferencia de los crímenes del mundo real, la revictimización es a la ene. “Es casi imposible borrar una imagen en internet, y sigue circulando, se retransmite constantemente y el daño es mayor”, dice. El mundo online puede resultar escabroso.

Para Javier Ruiz-Eldredge, coordinador del proyecto Bloquea la Explotación Sexual de la ONG CHS Alternativo, el trabajo de la empatía es la mejor herramienta frente a la revictimización. La prevención y atención incluyen un trabajo con los propios NNA, sus familiares y profesores; las organizaciones de base, los servicios de protección, las empresas, los tres niveles de gobierno.

Acción inmediata

En las grandes ciudades de Estados Unidos, el FBI y la policía estatal están atentos a estos casos. Y en los hospitales se activa la alerta cuando llega un NNA (que puede estar solo), que recibe apoyo de médicos y del servicio social.

La doctora Greenbaum llegó para conocer el trabajo con las víctimas de cibercrímenes en los nosocomios del Perú. Porque, subraya, la ESNNA genera heridas profundas, difíciles de curar. “Y al abordarla con un equipo multidisciplinario, los resultados pueden ser mejores”.

Si bien la explotación sexual en línea o ESNNA todavía no se visualiza en las encuestas nacionales en el Perú, lo importante es que existe una normativa emitida en mayo, la Ley N° 30963, que crea siete nuevos tipos penales y reconoce a la ESNNA como un delito, dice Ruiz-Eldredge.

Aunque falta un análisis de la nueva norma porque se han identificado “nudos críticos”, lo fundamental, dice, es que están configurados como delitos el mal uso de las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) cuando se trata de niños, niñas y adolescentes.

La explotación sexual en línea es una amenaza mundial. Solo el año pasado, la Internet Watch Foundation (IWF) identificó y removió 105,047 páginas web que muestran abuso sexual de niños. Detalla cuántas formas de ESNNA hay en la actualidad y a qué población específica de niños, niñas y adolescentes afecta.

Zoom en el Perú. En un edificio de la avenida España, en el centro de Lima, laboran los ciberpolicías de la División de Investigación de Delitos de Alta Tecnología (Divindat). Si una persona recibe imágenes de menores mostrando sus partes íntimas, el solo hecho de descargarlas y almacenarlas puede implicarla en un delito. Lo mejor es no compartirlas. Al contrario, debe formular la denuncia a la Divindat.

Niñas, mayor riesgo

La IWF ha identificado a las niñas y adolescentes como las principales víctimas de ESNNA. Incluso hay víctimas menores de 2 años.

“A las adolescentes las captan con engaños, para publicidad o modelaje. Y son explotadas con la transmisión de estas fotos, videos. Por ello, es importante el cuidado parental para el uso de las TIC”, dice Ruiz-Eldredge.

Se debe usar filtros y dispositivos en línea para tener el control parental sobre el contenido de internet. ¿Y los smartphones? Un mayor número de menores tiene acceso a estos aparatos. Desde la sociedad civil, dice el especialista, se diseñan instructivos para orientar a los padres y que promuevan el autocuidado de los NNA.

Cifra

64.8%   de las víctimas de la ESNNA en línea son niñas y adolescentes.

 

Fuente original: http://www.elperuano.pe/noticia-el-enemigo-viene-wifi-83119.aspx

Foto: CHS Alternativo

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

shares